Home » ESTADOS UNIDOS » Allan P. Gross: Inteligencia y Analisis de Campo. Parte I

Allan P. Gross: Inteligencia y Analisis de Campo. Parte I

Por Dr. José R. Alfonso. Master en Contrainteligencia.  Experto en Antiterrorismo

INTRODUCCION

AL PODER SE LLEGA POR AMOR (….), POR DINERO (EE. UU.) ,  O POR LA FUERZA (CUBA). LOS CASTRO LLEGARON AL PODER POR LA FUERZA (DE LAS ARMAS) Y PARA DERROTARLOS, COMO TRATARON  INÚTILMENTE,  Y AUN TRATAN,  SUS ENEMIGOS,  HAY QUE HACERLO TAMBIÉN POR MEDIO DE ESA FUERZA.   SUS EXPERIENCIAS  POLÍTICAS  (CON SUS  ACIERTOS Y DESACIERTOS)  ESTÁN  HECHAS  por hombres con sus pasiones, miserias y grandezas  Y  no  POR UNA COMUNIDAD DE santos. … dR. Alfonso

 ANTECEDENTE

Es una realidad inobjetable, gústenos o no, con razón o sin ella,  que desde su inicio, el proceso revolucionario cubano, primero de enero de 1959, tuvo que enfrentarse a través de sus incipientes  Servicios Especiales a una guerra civil integrada  por diferentes elementos del diapasón  socipoliticomilitar del depuesto régimen (presidido por Fulgencio Batista y Zaldívar) agrupados en la organización “La Rosa Blanca”, fundada el 28 de enero de 1959 en la ciudad de New York por Rafael Lincoln Díaz-Balart y Gutiérrez, líder de la Cámara de Representantes y Merob Sosa, un ex teniente coronel pertenecientes ambos al depuesto régimen. También se contrapone a elementos revolucionarios, nacionalistas y no comunistas, que habían integrado las filas del M-26-7 y que rechazan el liderazgo de Fidel Castro y los ejes de dirección al que éste encaminaba el proceso, y es así que el 12 de diciembre de 1959  se fundan el “Movimiento de Recuperación Revolucionaria” (M.R.R.) el que encabezaba el Ingeniero  Rogelio González Corzo c/p Francisco y el Dr. Manuel Artime Buesa; y en mayo de 1960, el Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), encabezado por  el Ing. Manuel “Manolo” Ray Rivero, proviniendo sus integrantes de la Juventud Estudiantil Católica (JEC) y de la Juventud Obrera Católica (JOC) con un respaldo total por parte de la cúpula de la Iglesia Católica e innumerables sacerdotes. Pudiéramos continuar escribiendo sobre otros grupos contrarrevolucionarios como el “Movimiento 30 de Noviembre” (M-30-N), el “Ejército de Liberación Nacional” (ELN) y otros, pero no es el objetivo del presente escrito.

A partir de marzo de 1960 comienzan las diferentes administraciones estadounidenses, por medio de sus Servicios Especiales (CIA), a desarrollar una serie de operaciones encubiertas c/p “Blacks Ops” utilizando diferentes métodos para el enfrentamiento directo, de campo, dentro y fuera de territorio cubano, aprobadas ejecutivamente por el Presidente Dwight D. Eisenhower , documentos desclasificados, y a través del “Plan de acción encubierta contra el régimen de Castro” se crea el Frente Democrático Revolucionario (FDR) con un presupuesto de 13 millones de dólares .  Más tarde el Presidente John F. Kennedy, después del fracaso de la Operación Encubierta (CIA) de Bahía de Cochinos,  aprueba La Operación Mangosta la que contaba con 32 tareas. 13 de ellas dedicadas a la guerra económica, la que registró oficialmente en  14 meses, 716 sabotajes de envergadura contra objetivos económicos buscando encarecer y dificultar el transporte marítimo hacia Cuba, provocar fracasos en las cosechas de alimentos, impedir las ventas de níquel y apoyar con todos los recursos posibles, a la contrarrevolución en el exterior y dentro del territorio nacional, para fomentar y desencadenar un levantamiento armado, a escala nacional, que una vez en pleno despliegue, crearía las condiciones idóneas para una intervención militar de las fuerzas armadas norteamericanas, con o sin cobertura de la Organización de Estados Americanos. La respuesta de La Habana, al conocer los objetivos de “La Operación Mangosta” a través de sus Servicios Especiales, fue acceder a la propuesta soviética de instalar Misiles en la isla.

Todos ellos sin contar con los más de seiscientos planes, tentativas, actos preparatorios e intentos de atentar contra la vida de Fidel Castro Ruz.

PROYECTO CUBANO DE INGENIERIA Y ARQUITECTURA SOCIAL

Gran parte de la Prensa Extranjera Acreditada, del Cuerpo Diplomático han sido testigos directos, en el campo, de los enormes y costosos esfuerzos socio-políticos-económicos de ingeniería y arquitectura social desarrollados por el estado cubano para tratar de sustituir la vieja armazón social del capitalismo con una nueva cultura, buscando transformar la conducta y comportamiento del tejido social humano para programarlos acorde a los ideales e intereses del proceso revolucionario y así tratar de formar un Hombre Nuevo. A pesar de ello y del éxito obtenido en la inversión, con altos niveles de profesionalización en el capital humano, el estado no ha podido evitar que una gran parte de su población, en especial un segmento importante de la juventud y de hombres y mujeres de generaciones anteriores, sueñen en tiempo real y a riesgo de sus propias vidas con marcharse del país en la búsqueda de una calidad de vida que no encuentran en suelo patrio, cumpliéndose así el proverbio árabe de que “los hijos se parecen más a su tiempo que a sus padres”. Padres que ya vencidos por el tiempo no pudieron entregar a sus descendientes los frutos de cosechas prometidas y sembradas sobre sangre, sudor, lágrimas, y hasta la propia vida, por los postulados ideológicos de una sociedad que prometía ser un mundo nuevo y más prometedor y que ya en el ocaso de sus vidas no se oponen al desmembramiento de su célula social o base social, la familia.

OPOSICION Y DISIDENCIA

Es conocido por la Dirección de Gobierno de la República de Cuba y sus Servicios Especiales así como por la Prensa Extranjera Acreditada y el Cuerpo Diplomático, que las primeras señales de disidencia organizada no contrarrevolucionaria se presentaron a finales de la década de los sesenta con la detección de una Microfracción -integrada por antiguos “cuadros” del Partido Socialista Popular (PSP)-  operada en ese tiempo por los órganos de la contrainteligencia; más tarde, a principios de la década de los años ochenta, aparece en la Prisión Combinado del Este el Comité Cubano Pro Derechos Humanos, encabezada por Ricardo Bofill Pagés  e integrada por remanentes de la Microfracción, algunos antiguos miembros del M-26-7  y elementos jóvenes sancionados por Salida Ilegal del País.

Es a partir de la implosión de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en 1991 que comienzan a hacer su aparición una ola de pequeños grupos de opositores  y disidentes provenientes de diferentes estratos sociales e ideológicos. Sin embargo, es de destacar que estos grupos conformados por un limitado número de ciudadanos “de a pie”  y algunos miembros que tuvieron una participación directa, y hasta destacada en el triunfo, consolidación y posterior construcción del proyecto social cubano que frustrados por el fracaso del socialismo en la madre patria, Moscú, y desilusionados ante el deterioro económico, material y del tejido social humano que enfrentaba el país, observaban que a pesar de los fracasos del sistema se continuaba tratando de reparar un modelo social fracasado. Algunos de estos pequeños grupos no mantienen ni sostienen relaciones, contactos o reciben ningún tipo de financiamiento desde el exterior, tampoco aspiran a marcharse del país e incluso no tienen acceso o facilidades a los diferentes medios de comunicación radicados en el Sur de la Florida, incluyendo a Radio Martí.

Aunque  la oposición y la disidencia constituyen una fuerza endémica, por ahora, desconocida por el pueblo de “a pie”,  han ido creciendo paulatinamente, y se encuentran radicados principalmente en La Habana y en la región central y oriental de la isla.

FINANCIAMIENTO:

Un grupo destacado del Movimiento de Disidentes y Opositores reciben,  principalmente, fondos a través del Proyecto Cuba de la USAID perteneciente al Departamento de Estado de los EE.UU. También son apoyados,  financiados económica y tecnológicamente, como escalón de apoyo,  principalmente por la USINA-HAVANA y las Embajadas Checa, Polaca y Lituana, entre otras, y son visitantes e invitados consuetudinarios a diferentes actividades sociales y políticas en Embajadas y domicilios de diplomáticos acreditados, recibiendo además una amplia gama de cobertura mediática, cibernética y en la blogsesfera desde el exterior del país, fundamentalmente por medios de comunicación hispanos del Sur de la Florida.

Independientemente de las simpatías o antipatías que se puedan tener hacia el proceso cubano, de acuerdo o en desacuerdo con su corriente de pensamiento, actual accionar y perspectivas sociales, gústenos o no, la Republica de Cuba es una nación soberana, reconocida internacionalmente, con una Constitución, leyes e instituciones, por lo que cabe cuestionar: ¿le asiste el derecho a defenderse de lo que considera una agresión a su seguridad nacional y una injerencia extranjera? Todo ello con independencia del carácter ideológico de su régimen, de si viola o no los derechos humanos y civiles de sus ciudadanos. Que es necesaria una apertura para mejorar la calidad de vida de sus nacionales, no es discutible.

Leyes extraterritoriales de los Estados Unidos de Norteamérica  le son aplicadas a pesar de que no estamos abiertamente en guerra contra la isla -el Congreso norteamericano utiliza frecuentemente los fundamentos legales de las secciones ciento nueve y doscientos dos de la Ley para la Libertad y Solidaridad Democrática Cubanas de mil novecientos noventa y seis, conocida como “Ley Helms-Burtom” y el Apartado g de la sección mil setecientos cinco de la Ley para la Democracia Cubana de mil novecientos noventa y dos, identificada como “Ley Torricelli” para frenar su desarrollo económico y de negocios con los sectores privados de la propia nación norteamericana; y de las constantes palabras pronunciadas públicamente en los discursos por las diferentes administraciones estadounidenses declarando que tienen entre sus objetivos “destruir la Revolución cubana”. Mientras el Departamento de Estado a través de la USAID financia con fondos millonarios el llamado Proyecto Cuba (ver http://cubamoneyproject.org/, destinados a tratar de desestabilizar al régimen de La Habana, por lo que las relaciones gubernamentales Cuba vs. EE.UU. están montadas sobre Medidas Activas de Inteligencia más que sobre normales relaciones diplomáticas y comerciales que deben primar entre naciones y en el medio se encuentra el pueblo cubano de “a pie” de la isla, comprimido como un sandwich  entre ambos gobiernos.

El objetivo supremo en el arte de la guerra  es vencer al enemigo sin combatir... Sun-Tzu, en El Arte de la Guerra

ALAN PHILLPS GROSS

El veintiséis de junio del  dos mil cuatro (2004) Allan P. Gross arribó a La Habana y estableció  contacto con José Manuel Collera Vento, ”Agente Gerardo” de la contrainteligencia cubana,  médico Pediatra y Gran Maestro de la “Logia Masónica de Cuba”  entregándole un encargo proveniente de territorio estadounidense ordenado por el ciudadano de este país Marc Wachtenheim, Director del Proyecto “Iniciativa de Desarrollo de Cuba” de la Fundación Panamericana Para el Desarrollo (FUPAD), entidad financiada  a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) .

 A partir de ese mismo día, los Servicios Especiales de la República de Cuba comenzaron el monitoreo y control, a través de las diferentes técnicas propias de esos servicios, sobre las actividades del subcontratista estadounidense incluyendo el de  diferentes agentes (Activos) de penetración.

Su caso fue operado por los Servicios Especiales de Cuba cinco años después -el 3 de diciembre de 2009- siendo utilizado para establecer contactos y  penetración del “Agente Gerardo” con personalidades e instituciones del gobierno de los EE.UU. y de elementos anticastristas de origen cubano del Sur de la Florida.

Dentro de este campo de acción operativa se vio envuelto Alan Phillp Groos propietario de la empresa “Joint Bussines Development Center” quien como especialista buscaba ampliar el alcance y la repercusión de la sociedad civil independiente en Cuba y, en consecuencia, acelerar la transición pacífica a la democracia” aparentemente sin conocer que era un simple peón dentro de un ajedrez  político de altos kilates en un país en que si algo funciona como reloj suizo son sus Servicios Especiales.

Ofreceremos a los lectores de nuestro blogs, sin tomar partido, para ser objetivo, diferentes materiales obtenidos sobre el Caso de Alan Phillp Groos conjuntamente con  un Análisis de Contenido desde la óptica de los Servicios Especiales (en este caso de Contrainteligencia).

 

Esperamos lo disfruten.  Continuara

 

Share and Enjoy